0

Cuándo comer barritas de proteínas para estar bien

Una barrita de proteínas te salva en los momentos más impensables. Descubre cuándo comer una barrita de proteínas para sentirte bien, sonreírle a la vida y vencer la vergüenza.

A barrita de proteínas es un alimento sano y nutritivo, facilita el control del peso, ayuda a mantenerse en forma y, si se elige un Dulce Funcional, también se puede salir airoso de situaciones incómodas y sonreír a la vida. En el Dulce Funcional la crema te pondrá de buen humor, el sabor te dibujará una sonrisa en la cara y el crujido romperá el malestar, para cambiar el curso de tu día y devolverte el sol. Haz como nosotros: deja de comer barritas de proteínas ¡sólo en el gimnasio o al hacer dieta, y descubre 5 momentos insólitos en los que un Dulce Funcional cambia tu vida!

  1. En la reunión

Estás atrapado en una reunión agotadora que dura ya horas, tu jefe lleva más de media hora hablando de lo mismo y quejándose de la nada cósmica. Su voz se detiene de repente, te mira directamente y está a punto de llamarte la atención cuando tu mano furtiva saca un barrita proteica de chocolate blanco y pistacho Después de más de tres horas en una reunión, nadie te va a negar un pequeño tentempié, y con un bocado de tu Dulce Funcional favorito puedes de un plumazo:

  • Deléitese con el delicioso sabor del auténtico chocolate
  • Comer algo sano, sin gluten, sin azúcar, sin OMG, sin aceite de palma y sin toda esa basura que contienen los snacks comunes.
  • Tener la boca llena y no poder responder a las preguntas de tu jefe
  • Sonríe porque una vez más has conseguido no adoptar una postura embarazosa delante de tus colegas.
  1. En el cine

Primera cita. Pizza y una película, un clásico. Llevas unos tres años sin salir a solas con un hombre y no recuerdas cómo es una cena para dos. Fuerte de salir con los amigos, pides una pizza doble con atún y cebolla y lo rematas todo con un buen vaso de cerveza negra, sólo para darte cuenta de que tu aliento recuerda al de un estibador de Liverpool un viernes por la noche. Lástima que la velada no haya terminado y te espere la intimidad del cine. Con una Functional Sweet nada puede avergonzarte. Muerda un barrita proteica de chocolate blanco y fresa y estarás tan cargado como un adolescente en plena crisis hormonal, ¡listo para enfrentarte a todo, desde un nuevo romance hasta la halitosis!

  1. En un puesto de control

Consigue el carné y la matrícula". El pánico te asalta. El permiso de conducir está en los bolsillos de los vaqueros de esta mañana. El libreto, ¿qué es? ¿Debo buscar un librito? Ah no, es una hoja amarilla y azul... ¿pero azul oscuro o claro? No lo encuentro, no está aquí, ¡pero por otro lado he encontrado esto!

Y mágicamente de la guantera aparece un barrita proteica de chocolate negro. Dale un mordisco y ese pequeño exceso de velocidad dejará de ser un problema.

Algunos han probado a ofrecérselo a la policía para que les quiten la multa, pero nosotros te aconsejamos que te lo comas todo tú: la multa la pagas tú, mientras que la alegría y el buen humor que te pone un Functional Sweet ¡no tiene precio!

  1. En la pausa para comer

¡Todo el mundo a almorzar hoy, abrió un lugar que hace una versión tailandesa fenomenal de sopa de brócoli!

Tu pensamiento es uno: '¿Hablas en serio? Con todas las cosas buenas y sabrosas que se pueden comer para almorzar, ¿te gastas medio sueldo para comer sopa de brécol?". Claro que no puedes decirlo en voz alta, sobre todo porque tu jefe, que está estudiando tu petición de aumento, es vegetariano y tiene predilección por la cocina oriental.

Suerte que siempre tienes un Gianduja Waffand'cream y puedes evitar la sopa de brócoli con un simple "lo siento, tengo prisa y prefiero comer un bar rápido aquí en la oficina".

Mesas vacías, silencio total y, por fin, puedes permitirte un momento de placer mordisqueando un dulce funcional en la cara de tus colegas y su sopa de brócoli.

  1. En el gimnasio

El ejercicio es importante, por eso vas al gimnasio dos veces por semana y evitas como la peste al grupo de palestinos vanidosos que están en la sala de pesas los martes y los jueves haciendo competiciones de levantamiento. Hoy es miércoles, ¿qué hacen aquí? Y lo que es más importante, ¿por qué quieren convencerte a toda costa de que eres menos fuerte que ellos? Claro, podrías irte a casa, pero sin demasiado escándalo, puedes sentarte y masticar un Dulce Funcional de chocolate y coco, mirarles con condescendencia y responderles "¿no ves que me estoy tomando un descanso?". Esquiva la competencia de peso, los que van al gimnasio y ¡el sabor está garantizado!

WanaFood Functional Sweet son más que una barrita de proteínas: ¡son una oda a la serenidad! Puedes comerlas para mantenerte en forma, pero saben aún mejor si las muerdes en los momentos más incómodos, porque su sabor borra toda incomodidad y te hace sentir bien contigo mismo.

Descubra todos los productos WanaFood

Lea los artículos de nuestro blog

OTROS ARTÍCULOS

SÍGUENOS EN

COMPRAR AHORA

¡prueba todos los sabores con los packs wana!

Pack Descubrimiento
80.28€
67.99€
WanaBox modular de 8 Waffand'Cream: ¡elige los sabores que quieras!
23.49€
Paquete de 48 barritas Waffand'Cream - ¡elige 4 cajas de los sabores que quieras!
131.56€
109.90€

llévate a casa tus sabores favoritos

¡Chocolates EatMe!
12.99€
8.99€
Alimentación sana las 10 reglas
¿PRIMER PEDIDO EN WANA?

10% DESCUENTO

Reciba su descuento y manténgase al día de las ofertas y descuentos en nuestros productos.

aquí tienes tu descuento, ¡úsalo en tu primera compra!

WANA10

Introduzca el descuento durante el proceso de pago.

Abrir Whatsapp
1
💬 ¿Necesitas ayuda?
Servicio de atención al cliente de Wana - De lunes a viernes
Hola, soy Fabio, del servicio de atención al cliente de Wana👋.
¿En qué puedo ayudarle?
0